Últimas noticias

Aquí podrá visualizar las últimas noticias relacionadas con el sector funerario

23 OCTUBRE 2019

Una funeraria de Becerreá dirige la exhumación de los restos de Franco

El dueño de la compañía, Asdrúbal Humberto Sepúlveda del Giudice, es el encargado de dirigir todo el operativo


Esquelas.es | Una funeraria de Becerreá dirige la exhumación de los restos de Franco


Una empresa de Becerreá, Funeraria Alba, fue contratada por el Gobierno para dirigir el proceso de exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos prevista para el jueves. Cinco trabajadores de la compañía participarán en el operativo, en el que intervendrán 16 personas. Además, la extracción del féretro de la tumba estará coordinada por Asdrúbal Humberto Sepúlveda del Giudice, propietario de la firma becerrega.

El Gobierno accedió a que el ataúd salga de la basílica a hombros de sus familiares, pero sin banderas ni honores militares como habían reclamado.

Sepúlveda, que es propietario de otras empresas funerarias en la provincia lucense y también en Madrid, cuenta con gran experiencia en el sector y es uno de los pocos tanatopractores titulados que existen enLos trabajadores de Funeraria Alba se desplazaron hace días a la capital para ultimar los detalles del proceso que se llevará a cabo previsiblemente este jueves a partir de las 10.30 horas. La firma ha trasladado además nueve vehículos fúnebres que participarán en el operativo, del que no han trascendido datos concretos, pues se lleva en la más estricta discreción por motivos de seguridad.

La exhumación de Franco, el proyecto con más carga simbólica del Gobierno de Pedro Sánchez, será este jueves a las 10.30. Hasta 22 familiares del dictador estarán presentes en el Valle de los Caídos. El féretro será bendecido por el prior, Santiago Cantera, que oficiará luego una misa en el cementerio de Mingorrubio acompañado por el sacerdote Ramón Tejero, hijo del protagonista del 23-F.

Algunas autoridades y empleados de la funeraria están recibiendo amenazas de grupos de ultraderecha, según fuentes de La Moncloa. El Gobierno ha invertido 39.800 euros en acondicionar la nueva tumba, de la que es titular.

Los nietos, sus respectivos cónyuges y los bisnietos del dictador, 22 en total, se desplazarán al Valle de los Caídos, aunque solo dos de ellos podrán estar presentes en el momento concreto de la exhumación, que estará protegida por una carpa con techo. Serán recogidos en tres puntos diferentes de Madrid por motivos de seguridad y antes de entrar en la basílica, como el resto de autoridades y operarios, tendrán que pasar un escáner y un detector de metales para comprobar que no llevan consigo ningún dispositivo que permita tomar imágenes o grabar audio. Dentro de la carpa únicamente estarán la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como notaria mayor del Reino; entre cuatro y seis operarios de la funeraria contratada; Bolaños, el subsecretario de vicepresidencia, Antonio Hidalgo, y un forense cuyo nombre no ha querido confirmar el Gobierno porque algunas de las personas y empresas que participan en el operativo han recibido ya amenazas graves de grupos de ultraderecha.


La losa de 1.500 kilos que cubre la tumba será trasladada con una grúa a un lugar que el Gobierno tampoco ha querido determinar, pero que en todo caso, no será de acceso al público. Los operarios llevarán otro ataúd por si al levantar la losa el actual estuviera en mal estado y hubiera que trasladar los restos a uno nuevo. El escenario “más probable” según los especialistas consultados por el Gobierno es que sea así. No se realizará ninguna prueba para comprobar que los restos son, efectivamente, los del dictador. Fuentes del Ejecutivo recuerdan que el entonces ministro de Justicia, notario mayor del Reino, en 1975, ya dio fe de que así era. Dependiendo del estado del féretro, que está cubierto por una capa de zinc, la exhumación puede durar entre una y tres horas.


A petición de la familia, el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, bendecirá el féretro en el mausoleo. Posteriormente, los nietos llevarán el ataúd a hombros hasta la explanada delantera, sin banderas ni honores, pese a que así lo habían solicitado. La familia quería cubrir el féretro con una bandera de España, pero el Gobierno se opuso. Sí permitirá, no obstante, “la bandera que quieran”, en la “ceremonia íntima” de la reinhumación en Mingorrubio. Ese panteón también es de titularidad del Estado.


El Gobierno ha invertido 39.811 euros en acondicionar esa nueva tumba, porque estaba en muy mal estado. Fuentes de La Moncloa aseguran que ofrecieron a los nietos de Franco adquirirla por el precio tasado de metro cuadrado, pero estos lo rechazaron. El mantenimiento y el dispositivo de Policía Nacional que vigilará el panteón correrá, por tanto, a cargo del Estado. El Gobierno confía, en todo caso, en eliminar ese dispositivo de seguridad con el paso del tiempo.


El prior Cantera y el hijo de Antonio Tejero, condenado por el 23-F, que es sacerdote, celebrarán tras la reinhumación una misa en el cementerio de Mingorrubio, donde ya está enterrada la esposa de Franco, Carmen Polo.


El total de la operación de exhumación, traslado y reinhumación, puede ascender hasta un máximo de 63.061 euros, dependiendo de algunos detalles. Por ejemplo, si el traslado es finalmente en helicóptero. Esta opción, sugerida por la Guardia Civil, es la preferida por el Gobierno, pero dependerá de la niebla y del viento que haga ese día. Moncloa dispondrá dos helicópteros Súper Puma y dos coches fúnebres para estar preparados para cualquier fallo técnico. Uno de los nietos, Francisco Franco, acompañará los restos en ese trayecto, junto a la ministra de Justicia. Cincuenta kilómetros separan Cuelgamuros de El Pardo. En helicóptero, unos 10 o 15 minutos.


Este martes el Gobierno hará un ensayo general del operativo. El jueves habrá dos helicópteros Cougar Super Puma por si uno de ellos tuviera problemas para volar, así como dos coches fúnebres, por si finalmente hubiera que optar por la vía terrestre. El espacio aéreo permanecerá cerrado en esa zona durante el tiempo del trayecto.


La exhumación se hará a poco más de dos semanas de las elecciones generales. El PSOE confía en que sirva para animar a sus votantes y militantes en un momento especialmente delicado, con los ciudadanos en shock después de la durísima semana vivida con los disturbios en Cataluña tras la sentencia del procés.


El PSOE gobernó España durante 22 años antes de que llegara Sánchez a La Moncloa con una moción de censura que desplazó a Mariano Rajoy. Pero ni Felipe González en sus 14 años de presidente ni José Luis Rodríguez Zapatero en sus ocho fueron capaces de dar una solución a la herida abierta que supone tener enterrado en un descomunal mausoleo construido por presos republicanos a un dictador y a 33.800 víctimas de la Guerra Civil, sepultadas allí, en muchos casos, sin el conocimiento de sus respectivas familias. Este jueves el dictador dejará de estar enterrado en un monumento ideado para inmortalizar su victoria en “la Cruzada”. Una decisión avalada por los tres poderes del Estado: el ejecutivo, el legislativo, y el judicial.


https://esquelas.es/esquelas/lugo/lugo/2019-10-25/631245:francisco-franco-bahamonde




Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información